fbpx
 

Franceschi, la Aventura del Chocolate Oscuro de Origen Venezolano

Hay sabores que impactan y el del chocolate es uno de ellos.

No hay que ser un experto para sentir el placer que produce la combinación de su aroma, textura y sabor, así como la indescriptible sensación que se disfruta cuando cada pieza se derrite en el paladar de quienes se han dejado cautivar por este manjar de intensas emociones.

Pero cuando sus amantes se entusiasman por conocer un poco más sobre lo que le hace especial, el mundo del chocolate se convierte en una aventura.

Desde hace más de 180 años la Casa Franceschi vive la cultura del cacao, la siente y la quiere. Seis generaciones se han dedicado a su preservación, con el fervor y la experiencia convertidas en tradición, para dominar profundamente el arte del chocolate oscuro, aquel que se logra adquirir cuando se aprende a diferenciar el sabor particular de cada tipo de cacao.

Gracias a esta pasión familiar, se emprendió una expedición que logró recuperar una selecta variedad de cacaos de tipo criollo de altísima pureza genética, única en el mundo, para ofrecernos una inigualable colección de chocolates oscuros premium y extra premium sin mezclas ni aditivos.

Cada tableta de Franceschi Chocolate es procesada cuidadosamente para conservar las propiedades particulares de cada variedad criolla, tales como “Canoabo”, “Ocumare” y “Choroní”, entre otros cacaos extrafinos de auténtico origen venezolano, que por muchos años creímos perdidos. La colección se enriquece gracias a las ediciones elaboradas con “Río Caribe”, “Carenero” y “Sur del Lago”, cacaos de tipo trinitario de gran exquisitez.

Adicionalmente, la marca ofrece la “Colección San José”, con presentaciones que enaltecen los valores regionales de nuestras tierras y que contienen un exclusivo surtido de esta colección de piezas de chocolate oscuro de origen.

Es así como ahora tenemos la oportunidad de desarrollar aún más nuestros sentidos de la mano de la Casa Franceschi, gracias a la naturalidad del sabor, cremosidad, suavidad y bouquet particular de cada una de sus cepas o “cacaos de origen”, a los cuales se agrega la cantidad precisa de azúcar para mantener la singularidad de estas “gemas” de calidad colonial que también aportan amplios beneficios para la salud.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.